viernes, 16 de septiembre de 2016

La historia detrás de una foto. El "Denton Grange".

Ahora que estoy investigando acerca del Puerto de La Luz de principios del siglo XX, -por otros motivos-, me he encontrado con una foto, la primera que incluye este artículo, que refleja un vapor encallado en la orilla de Santa Catalina, en las inmediaciones de la ubicación del actual Arsenal, donde estuvo el castillo de Santa Catalina, y al norte de la actual Playa de Las Alcaravaneras. La foto pertenece a la colección de la FEDAC, con el número 08946, con el título “Encallado en el Marisco”, era del fotógrafo Francisco Rodríguez Ortega y estaba datada en 1903.


El "Denton Grange" encallado en el marisco. Francisco Rodríguez Ortega. Foto 08946. www.fedac.org.

Me pregunté desde un primer momento si se podría identificar al buque de la foto. Aparte de sus características físicas, ser un vapor de carga de la época, no existía nada más que su nombre, ilegible pero compuesto por dos palabras siendo la segunda de seis letras, y la chimenea, que mostraba una Cruz de Malta sobre tres franjas de colores distintos, la central más clara, para identificarlo. 

Con la imagen de la naviera en la chimenea del buque fue sencillo saber a qué mercantil correspondía, entre las que normalmente tocaban el Puerto de La Luz durante el siglo XX. Era uno de los “Cristos”, que así los denominaban los cambulloneros a la vista de la Cruz, o lo que es lo mismo pertenecía a la naviera inglesa “Houlder Line”. En las listas de buques de la empresa aprecié que aparecían muchos con nombres compuestos siendo su última palabra “Grange” –de seis letras- (y era porque el fundador de la naviera, Edwin Savory Houlder vivía en The Grange, Sutton, Surrey, Reino Unido).

Por fin, rastreando en la hemeroteca digital de la Universidad de Las Palmas, encontré el único buque que atendía a los datos que he expuesto y cuyo embarrancamiento fue tan sonado como para que la prensa le dedicara un seguimiento detallado, fue un acontecimiento en aquellos años.

La foto, que no se encontraba correctamente datada, se tuvo que tomar entre el momento de encallar, en la noche del día 11 de diciembre de 1899 y el día de su reflotamiento, a primeros de julio del año 1900, y de este modo empieza, o termina, según como se mire, la historia de la foto del buque “Denton Grange”, encallado en la costa de Santa Catalina, en el Puerto de La Luz.

El buque fue construido en 1896 en “Workman, Clark & Co., Ltd.”, en Belfast, Irlanda del Norte, arqueaba 5709 toneladas y en 1901 la “Houlder” lo vendió a la “Glen Line (McGregor, Gow & Co.), Ltd.”, de Glasgow y se rebautizó como "Glenlogan" siendo posteriomente hundido por el submarino U21 cerca de la isla de Stromboli, en Italia, el 31 de octubre de 1916. 


El "Denton Grange" rebautizado como "Glenlogan". Foto de la página Web Uboat.net.

El “Denton Grange”, que venía de una varada anterior en Brasil, que duró dos meses, inició su accidentado viaje el 5 de diciembre de 1899 desde Southampton, Reino Unido, con destino a Ciudad del Cabo, vía Las Palmas, con carga del gobierno británico y 64 tripulantes y 41 pasajeros.


Publicidad de la naviera. www.histarmar.com.ar.

El periódico “La Opinión” de 18 de diciembre de 1899 hacía el siguiente relato de los hechos: “El transporte de guerra inglés que, como dijimos ayer, encalló en la playa de Santa Catalina frente al castillo del mismo nombre y al Sur del puerto de la Luz, fué construido en 1896 por Mrs. Workman Clan-Band Company Ld. en Belfast; mide 420 pies de eslora, 54 de manga y 29 de puntal. Pertenece á la compañía de Mouldez Bros Company Ld., tiene 5.709 toneladas y está mandado por Mr. A, Willians. Según nuevos detalles adquiridos sabemos que el Dentón Grange llegó antes de anoche á las once próximamente, cerca del puerto. El práctico de guardia, que salió a su encuentro, le ordenó que fondeara fuera del puerto; pero el capitán del buque insistió en entrar, y en vista de esto el práctico le dijo que le siguiera en dirección á la luz del rompeolas. Al verificar esta operación, el crucero de guerra inglés Furious, de estación en este puerto, dirigió sobre el Dentón Grange sus focos eléctricos, cuya luz, según dice el capitán, le hizo perder la orientación. A pesar de los gritos del práctico de que diera avante el buque se situó cerca de la restinga de Santa Catalina, donde dio fondo. El práctico, que se hallaba entonces al costado del Dentón, gritó varias veces al capitán, que levara inmediatamente y que marchara avante; pero según manifiesta el capitán la máquina se demoró en la operación, y con el viento reinante, el buque cayó de la vuelta de tierra quedando varado en la restinga de Santa Catalina en roca viva. El crucero Furious intentó varias veces remolcarle sin resultado y rompiendo dos cables en la maniobra. El Dentón Grange quedó con tres bodegas completamente destrozadas. Durante todo el día de ayer se estuvo trabajando en él para ponerlo á flote, siendo inútiles todos los intentos. A bordo del buque estuvo trabajando la mitad de la tripulación del crucero Furious, precediéndose á alijar la carga que trae, consistente en 150 caballos y material de guerra que conducía para el Cabo. Anoche á las once y media, aprovechando la subida de la marea, había grandes esperanzas de poner el buque á flote, pero éstas quedaron defraudadas. Desde esta mañana se sigue trabajando en el alijo de la carga y á las subidas de la marea se volverá á intentar el salvamento. Según nos dicen, anoche salió de Gibraltar, con bombas y material necesario, un vapor que llegará á este puerto el viernes para proceder al salvamento del Dentón Grange.”

En el auxilio el crucero “Furious” tuvo varias averías, rotura de la barandilla de popa y del “aldabón de amarre del calabrote”. 

En los siguientes días se procede a descargar la caballería y las 1200 toneladas de carbón que transportaba el buque, que además albergaba en sus bodegas 10 locomotoras especiales y diverso material de guerra con destino a la Guerra Boer. La descarga se prolongaría durante varios meses. En relación a los caballos se crearía una polémica porque algunos padecían “catarro infeccioso” y tuvieron que ser aislados. La carga fue reembarcada en diversos mercantes a principios de 1900.

A principios de enero llega a Las Palmas un representante de la naviera y diverso material de salvamento. Después de aligerarse el vapor parcialmente se taponaron los boquetes con fajas de goma y se achicaron los compartimentos con bombas movidas por la electricidad, según relata la prensa de la época. Cuando el buque ya estaba casi listo para el reflotamiento, tanto que incluso un remolcador, vapor de salvamento, el “Herakle”, había logrado desplazarlo 10 metros, el mal tiempo lo vuelve a enviar sobre la costa perdiéndose todo el trabajo. 

El 16 de febrero de 1900 se subastaba parte de la carga el afrecho, alfalfa, avena y heno, procedente del buque y en parte averiada.

Por fin, en mayo, en el vapor “Biafra”, llegaron treinta nuevos operarios, (6 buzos, 3 maquinistas, maestros navales, etc.) al mando del ingeniero Mr. Armit, y también diverso material, cinco calderas, tres bombas, un ancla, fajas de goma, mangueras, bombas auxiliares, todo ello con el fin de reflotar el buque. 

El periodíco “Unión Conservadora” de 11 de junio reflejaba el avance de los trabajos de reflotamiento: “En el puerto de Las Palmas se siguen haciendo trabajos para poner á flote el transporte inglés Dentón Grange. Ha sido reconocido el buque por los buzos encontrándosele cinco agujeros en el fondo del centro á la popa. La otra parte del casco está en buen estado. Desde que se hagan en el casco algunos trabajos y se destruyan las rocas puntiagudas que aprisionan al buque créese que este se pondrá á flote.”

Entre finales de junio y principios de julio se reflotó el buque que posteriormente se reparó en el Puerto de La Luz.

A raíz del accidente el Gobierno Británico inicio un expediente sumario que se concluyó del siguiente modo, transcrito a continuación de modo literal, por su interés, en idioma inglés:

FINDING and Order of a Naval Court held on board H.M.S. "Furious," at Puerto de la Luz, on the 6th and 7th days of February, 1900, to investigate the circumstances attending the stranding of the British steamship "DENTON GRANGE," of London, official number 105,861, when on a voyage from Southampton to Cape Town, and to inquire into the conduct of the master, officers, and crew of the said ship. The "Denton Grange" was a steam vessel, schooner rigged, of 3,759 tons registered tonnage, official number 105,861, built at Belfast, in 1896, and belonging to the port of London. It appears from the evidence given before this Court that she sailed from Southampton on or about the fifth day of December, 1899, bound for Cape Town, via Las Palmas, with a cargo of Government stores and a crew of 64 hands all told, as well as 41 passengers. 

On the night of the 11th of December, 1899, the ship made Las Palmas Town Light, and then stood to the northward and anchored in eight fathoms, half-a-mile south (true) of Breakwater Light. The master, with the consent of the pilot, then weighed and attempted to enter the harbour. Before he could get steerage way on his ship, she being still broadside on to the sea and wind, she was set towards the shore; finding this, and that she would not answer her helm, he anchored again at once. In swinging she tailed on to and struck an uncharted rock abreast of No. 5 hold, the sea swinging her head round to about north-west and sweeping her up on to the reef, the anchor dragging home. 

The Court, having regard to the circumstances above stated, finds as follows: 

That the master, in his anxiety to carry out his orders to coal and proceed on his voyage to South Africa with the utmost possible despatch, committed an error in judgment in entering the port under the conditions of wind and sea prevailing at the time, whereas, under ordinary circumstances, he should have remained outside till daylight. 

That the officers and crew appear to have conducted themselves properly, and that no blame attaches to them. 

That the stranding of the "Denton Grange" was caused by her swinging on to and striking an uncharted rock while attempting to enter the port of Las Palmas. 

The Court, in pursuance of the powers vested in it by section 483 of the Merchant Shipping Act, 1894, whilst refraining from dealing with the master's certificate, orders that he should be more careful in future. 

R. SULLIVAN, Lieut., R.N., President. 

P. SWANSTON, British Vice-Consul, Las Palmas. 

JOHN CLARE, Master s.s. "Montenegro." 

The expenses of this Court, fixed at £10 13s., are approved. 

Dated, at Puerto de la Luz, this 7th day of February, 1900. 

R. SULLIVAN, Lieut., R.N., President. 

P. SWANSTON, British Vice-Consul, Las Palmas. 

JOHN CLARE, Master s.s. "Montenegro." 

(Issued in London by the Board of Trade, on the 9th day of March, 1900.) 

En resumen, que aunque en definitiva el capitán debido a la ansiedad, o las prisas, cometió un error al entrar en puerto con condiciones de viento y mar que no lo aconsejaban hasta que hubiera luz diurna, la causa final de la varada fue el borneo, después de fondear, golpeando el buque una roca que no estaba en las cartas. La Corte opina que tanto los oficiales como la tripulación actuaron correctamente y concluye con la recomendación siguiente “El (capitán) debería ser más cuidadoso en el futuro”.

DRZ. 16/09/2016.

Bibliografía.

www.histarmar.com.ar

www.theshipslist.com

www.plimsoll.org

uboat.net

www.fotosantiguascanarias.org

Jable. Archivo de prensa digital de la ULPGC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario